Construcciones Carpe Diem, Inc.

Hay quienes piensan que el azar es como la loto. Y otros aún más incautos que creen que es fácil conseguir el premio gordo o, al menos, la revancha. El premio gordo en el Estado autonómico español se llamó efecto Guggenheim (tal como se titula el excelente libro de Iñaki Esteban) y surgió, como no podía ser de otra manera, de la combinación del azar y la confluencia de intereses al comprar el boleto. Para seguir leyendo el artículo en 80grados, pulse aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: