F(l)ame & Po(p)litics

Cuando pensamos en la palabra Pop Art, automáticamente lo asociamos a Andy Warhol. Su timidez compulsiva y sus problemas de relación social no menoscabaron su obsesión por la fama, especialmente cuando Valerie Solanas le propinó seis balazos en el pecho y, tras la convalecencia, advirtió que sería menos peligroso rodearse de ricos clientes. Con ello acabó copando las portadas y los televisores mientras arrastraba a un segundo plano a artistas de incalculable valor pero no tan interesados en el glamour, las celebrities y elshow-business. Uno de ellos fue el británico Richard Hamilton, que ya estaba investigando con éxito en las estrategias del Pop, como la publicidad y los medios de masas, en los tiempos en que Warhol trataba de hacerse un hueco en el mundillo artístico de Nueva York.

Para seguir leyendo el artículo en la revista Cruce, pulse aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: